LA IMAGEN CORPORATIVA EN LAS EMPRESAS

Toda empresa por muy pequeña que sea y más en estos tiempos de alta competencia, debe de contar con una buena imagen corporativa ya que es lo que comunica al mundo, la imagen corporativa es la representación visual de los distintos elementos de comunicación de una marca, empresa u organización. La imagen corporativa de una empresa es el universo visual de una marca, el conjunto de piezas desarrolladas en cualquier soporte y ámbito que se visualiza y que identifican a la marca y/o al negocio.

La explicación anterior de lo que es imagen corporativa se hace con criterios técnicos para diferenciar de alguna manera la imagen corporativa de la identidad corporativa.

Normalmente cuando se habla de imagen corporativa se tiende a simplificar o, según se vea, a extender el concepto y se alude también a la parte más abstracta y conceptual de una marca o el negocio, al recuerdo que se queda de ella, a lo que se piensa de la marca o del negocio, al vínculo emocional que se tiene con una marca o negocio.

La imagen corporativa, incluye la papelería corporativa de una empresa, tarjetas, volantes, hojas membretadas,  los formularios, las plantillas de Power Point, la rotulación de los vehículos de una empresa, los uniformes de los colaboradores, las placas de señalización, firma email,  diseño de pagina en redes y web, folletos, etc… y por supuesto la imagen corporativa incluye el logotipo de la empresa, muchas veces el logotipo es el único elemento de comunicación que se ha diseñado y el logotipo es por tanto la imagen corporativa de una empresa, en otros casos es solamente una parte.

La manera en la que se implementa o aplica el logotipo de una empresa, influye de manera determinante en el resultado de la imagen corporativa.

En definitiva, la imagen corporativa de una empresa es lo que se ve de una empresa en cuanto a DISEÑO se refiere, la imagen de una empresa debe implementarse de una manera coherente y uniforme, debe ser reconocible y por supuesto, debe seguir una estrategia de marca. Se puede planificar para que sea más elegante, más llamativa, más clásica, más juvenil, etc. pero siempre hay que aplicarla con buen gusto y sentido común, es un trabajo que siempre que se pueda se debe encargar a profesionales, una imagen corporativa desarrollada de cualquier manera puede ser que funcione bien en algún caso y por algún tiempo, pero hay más probabilidades de que quede mal. Se tiene que estudiar muy bien cada caso y cada campo de aplicación y hay que adaptar la imagen según cada situación, soporte, elementos con los que va a convivir y ambiente que le rodeará, desarrollar un proyecto de imagen corporativa no consiste en poner el logotipo de cualquier manera y de repartirlo y repetirlo por todos los lados sin ningún criterio, conlleva sin duda un gran trabajo y esfuerzo cuyos resultados se podrán apreciar o visualizar sin embargo de una manera sencilla y natural.



Deja una respuesta