LA COMPETITIVIDAD EN LAS EMPRESAS

La constante apertura hacia nuevos mercados por parte de empresas mexicanas, hace de la competitividad un tema particularmente importante.

Se entiende por competitividad como la habilidad de una empresa de mantener un crecimiento constante, en cuanto a capacidad de diseñar, producir y/o comercializar bienes y servicios. La competitividad de una empresa se logra a través de: Buena planeación, estructuración, desarrollo y crecimiento y sus recursos humanos comprometidos, motivados y con adecuado ambiente laboral.

Para saber si una empresa es competitiva o no, se debe realizar un análisis de competitividad, en el cual se tienen en cuenta diferentes aspectos como: El nivel en el que se encuentra la empresa, con respecto a factores externos e internos, así como sus ventajas competitivas. 

Llevar a cabo un análisis de competitividad, permite conocer de forma detallada lo que está pasando a nivel interno y externo de la empresa. Darse cuenta de las diferentes oportunidades y amenazas (externo); de las debilidades y fortalezas (interno) que la empresa tiene, es vital para entender cómo se debe proyectar a futuro y cómo se debe actuar para alcanzar las metas de manera efectiva y eficiente. Lo anterior es conocido generalmente como un análisis FODA, y en él se resume el estudio de los factores externos e internos que afectan la competitividad de la empresa. Una empresa competitiva, es aquella que es capaz de reaccionar de manera rápida y acertada ante los cambios repentinos del mercado y esta habilidad se logra a través de la observación de los factores.

Hugo Zamora

hzamora@iaed-ac.com.mx

 



Deja un comentario